lunes, 27 de septiembre de 2010

Salida del Domingo en Donosti

  Ya que no he salido con la bici en todo el fin de semana por diversas circunstancias, me vais a permitir poner un off topic como un templo de grande.
  Volvimos a ir a ver a U2 después del decepcionante concierto en el Nou Camp el verano pasado. La verdad es que fue el primero de la macro gira 360º y tuvo muchas deficiencias tanto técnicas como personales por parte del grupo. Entiendo que tanta tecnología sea difícil de manejar en los primeros conciertos, pero con el precio que tienen las entradas es difícil pasar por alto todo lo que allí ocurrió el verano pasado. El sonido, que se les suponía 6.1, calidad máxima que nadie había llegado a usar en un concierto en directo fue decepcionante, tampoco se oían entre ellos lo cual hizo que se perdieran en algún tema, y para que seguir. Fue como he dicho, decepcionante.
  Para este concierto, mi quinto concierto de U2, tercero en Donosti y segundo en Anoeta, no tenía grandes esperanzas, aunque siempre tienes que esperar lo máximo de un grupo que lleva la friolera de 34 años tocando juntos. El día anterior al concierto fue el aniversario según ha recordado el propio Bono en el concierto.
  Esta vez sí que se pudo ver un concierto a la altura de los conciertos de U2. Siempre con mucho espectáculo de luz y sonido, pero ya con un porque, sin tiempos muertos que amuermen el espectáculo y aunque algunas veces abusan de canciones demasiado disco y tecno, cuando mas gusta al público es cuando se centran en sus grandes clásicos. Esta vez no hubo conecsiones en directo con la estación espacial y se quedo en un mensaje grabado mezclado con el tema que tocaban en ese momento y otro de Desmon Tutu explicando la situación de millones de africanos que te pone los pelos como escarpias. Muy en la línea de Bono.
  Tocaron varios temas del último disco y algún inédito que deja un poco frio el ambiente, pero rápidamente saben sacar algún tema para romper el hielo y volver a meter a la gente de lleno en el espectáculo. Si bien el concierto duro poco más de dos horas, la sensaciones al salir de allí fueron mucho mejores que las sacadas un año antes en el Nou Camp.
  Esta vez el borrón se lo pongo a la gente de la A8, que como siempre que hay concierto en Anoeta, la vuelta es un autentico engorro hasta pasar los peajes de Zarauz. ¿Tanto cuesta abrir más cabinas de peaje para dar el puñetero ticket?, el cual sigue siendo un robo por una autopista tan deficiente como la A8.

  Fotos

  Vídeo

  Saludos

4 comentarios:

  1. El vídeo?
    http://www.amazon.com/U2-360%C2%B0-Rose-Bowl-Blu-ray/dp/B003ELOQD4

    ResponderEliminar
  2. Seguro que no tiene la calidad que tu le pones a los tuyos je,je.

    ResponderEliminar